Bastión (parte 3)

Decíamos ayer.

Él se lo cree y me mira pensando ése es mi chico. Soy como un hijo para él, lo veo en su bizca mirada (es bizco, no me había dado cuenta hasta ahora, voy a meterme en la montaña acompañado de un bizco con escopeta).

A veces mi mujer me echa en cara que yo no quisiera tener hijos, como si fuese culpa mía. Luego es ella quien se siente culpable, pero no lo es nadie lo es. Lo pasa mal e intento consolarla. Todo controlado. Me despierto y ni me pregunto por qué. Ya no me están echando, es decir me seguirán estando echando indefinidamente porque de momento no me echan. Me trasladan. Mi mujer está aliviada y sonríe y nos sirve una copa, no me había dicho nada pero estaba muy preocupada por mi situación laboral. Seguro, dijo eso dijo situación laboral. Me han trasladado a ventas me ha reclamado la jefa de departamento en persona y no han podido negarse, todo el mundo sabe que es muy eficiente, y mi amante, eso no lo sabe tanta gente pero de todos modos ya no somos amantes, creo. Nos vemos tan esporádicamente que ya no sé si lo hemos dejado o si estamos en un paréntesis entre citas a lo mejor ahora se aclara algo. Dice que me ha reclamado porque sabe que mi situación laboral es, era muy precaria y me ha reclamado para hacerme un favor, no me siento muy halagado. Me ha reclamado a sabiendas de que soy mal vendedor pero no es problema me pondrá de jefe de ventas así no tendré que preocuparme de vender nada. Me doy cuenta de que a partir de ahora ni siquiera tendré que preocuparme de justificar mi puesto de trabajo. Otros lo harán por mí. Estoy a punto de protestar de decir que eso no me parece muy justo, pero es inevitable. Esto es ascender, medrar, crecer profesionalmente en suma. Mi situación laboral ha experimentado una notable mejoría gracias a mi polla. Debería premiarla, no por la notable mejoría que ha experimentado mi situación laboral, sino porque ella es la causa del alivio de mi mujer. Debería probar algo distinto para ella, mi polla quiero decir, aunque salga un poco caro después de todo mi mujer se merece eso y mucho más. Miraré en los anuncios clasificados a ver si encuentro el modo de agradecer a mi polla lo que ha hecho por mi mujer. Creo que no le contaré nada de todo esto no lo entendería, o sí, y entonces sería peor. Le cuento en cambio con más detalles lo de mi situación laboral y su mejora y pregunta si la mejora se notará a fin de mes, le digo que no. Cuanto más ganemos más gastaremos y seguiremos igual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: