Resaca

La alarma sonará en 1 hora y 55 minutos. Anuncia el móvil como un oráculo posmoderno y cutre. La alarma sonará en 1 hora y 55 minutos. Qué cabrona la alarma pienso justo antes de dormirme o justo después de despertarme, no estoy seguro. Las borracheras entre semana tienen estas cosas. Todo empezó con una velada de cantautores de los más civilizada, entre los músicos y el público abundaban peligrosamente los amigos y las caras conocidas, el buen rollo y la cerveza, y al final cae esa cerveza de más. Y no ha sido por accidente ni descuido ni despiste. De un modo deliciosamente premeditado tomas la decisión de cruzar la línea emborracharte y el trabajo, madrugar y las responsabilidades desaparecen. Es como apagar un interruptor. Y lo haces con placer. La transgresión es sin duda un valor añadido a las juergas en días laborables.
La alarma sonará en 1 hora y 55 minutos. La puta alarma tengo todavía un saco de arena en la cabeza, o en la boca o el estómago o qué se yo. El concierto proseguía entregado a un repertorio populista que todos podíamos corear y el local era algo parecido a un campamento orco celebrando una fiesta de fin de saqueo. Y hubo más. Pero la puta alarma terminó sonando al cabo de 1 hora y 55 minutos tal y como había anunciado-prometido-amenazado y por lo tanto hoy el blog está de resaca también.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: