Deshonesta voluntad de vivir (4ª parte)

En el hospital en el que trabajabas todo es extraño, resulta fascinante la cantidad de posibilidades que puede brindar a un puñado de suicidas un lugar plagado de agujas, correas y escalpelos.

—Tienes suerte de que sea uno de los pocos hombres enfermeros que hay en el mundo ¿sabes? Empecé a estudiar medicina pero cambié a la enfermería… si no tuviese que preocuparme por ti, por lo que harás, quiero decir, sería todo más fácil. Pero he de volver a atarte. Tengo que tengo que… cargar la ambulancia con todo lo necesario y nos vamos. Buscaremos una casa en las afueras, esto, la ciudad se ha convertido en un foco infeccioso y aquí sólo nos aguarda la muerte. Sé que es lo que quieres, pero yo no lo tengo claro, al menos todavía. Saldremos de aquí.

La lavas. Le das masajes y le hablas. Despiertas con resaca y un reto en la cabeza. Lees en voz alta para ella, te hartas de la lucha diaria por darle de comer y optas por el suero intravenoso. Paseas, caminas, la miras y acaricias. La insultas. Despiertas con resaca y un reto en la cabeza. Caminas por las calles sin saber qué hacer y no estás solo. Alguien más acecha. Te sientas junto a ella. La sacas fuera para que sienta el aire y la bondadosa llovizna. Haces ejercicio, ves salir el sol. Te hundes en el sofá. Te hundes en el silencio. Lo has visto alguna vez. Al otro lado de las superficies pulidas. Hundido en la pupila de la suicida: Un greñudo encorvado y de mirada extraviada. Despiertas con resaca y un reto en la cabeza. No tardarás en comprender que eres tú en el infierno.

Desperté con resaca y un reto en la cabeza. Yo debía quitarme la vida. Era el mundo quien debía seguir. No sé cuántos días han pasado ya. No tenemos electricidad, todavía hay agua corriente aunque por si acaso no la bebo. Pero es agradable poder ducharse, aunque sea con agua  fría.  La casa que encontré está apartada, pero lo bastante cerca del pueblo como para poder acercarme a por todo lo que necesite. De momento no faltan medicinas, ni agua embotellada, ni comida.

Día 2. No tengo noción del tiempo, éste es el día dos desde que decidí comenzar este diario. Pero no es fácil. Creí que me ayudaría. Que nos ayudaría. Ella no llevaba documentación encima, aunque tampoco importa mucho, puedo llamarla “eh tú” sin que haya confusión, supongo.

Día 3. Están muertos. Yo no.

Día 9. O diez, u once. No estoy muy seguro. He de hacer ejercicio, moverme. Establecer una rutina, una pauta con la que dominar el tiempo. He decidido prescindir otra vez del suero. Volver a la lucha diaria por alimentarla me sentará bien. En realidad no es una lucha, no se resiste ni forcejea, sólo es que no coopera. Hay que abrirle la boca con suavidad y firmeza a la vez, calmarla hablando con un tono tranquilo. Es cansino. Triturar la comida antes, claro, es impensable hacerla masticar. A veces vomita.

continuará…

Anuncios

2 Responses to Deshonesta voluntad de vivir (4ª parte)

  1. Destr says:

    Buenas, he llegado aquí a través de cierto webcomic del cual soy lectora anónima, y me ha dado por entrar y ponerme a curiosear.

    Tienes un estilo muy directo y realista, sin florituras pero atrayente, que te atrapa antes de que te des cuenta. Me gusta. Aveces me pierdo un poco por la falta de descripciones físicas de lo que hay alrededor, pero creo que sea mas culpa mía que tuya. Al fin y al cavo, en un relato así lo importante es lo que pasa “por dentro”. En cuanto a la historia en si… acojona. Simple y llanamente.

    Me encanta.

    Ahora mismo clico en la casilla de aquí abajo de “recibir nuevas entradas por email”. ¡Animo!

  2. blaitheone says:

    Bienvenida, lectora anónima. Se agradece el comentario y tomo nota de la crítica. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: