Una recomendación literaria. Drácula

Un hombre de la tercera edad constata desolado que con su pensión no puede mantener su casa en las afueras (el jardinero insiste en facturárselo todo con IVA), así que se muda a un pisito en la ciudad, el cambio de aires lo sume en la depresión y comienza a asediar jovencitas por internet. Cuando empiezan a lloverle denuncias, decide volverse al pueblo sin preucuparse de cómo coño va a afrontar los gastos (“total, a mi edad lo mismo me da ocho que ochenta”, se dice). Los novios de algunas chicas resultan ser macarras del extrarradio, y como venganza van cada fin de semana a hacer botellón delante de su casa. El viejo, desesperado, se da a la bebida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: