Vergonzosa confesión

Ayer volví al trabajo después de un montón de días. Y me sentó genial. Ya está, ya lo he dicho. Qué puta verguenza.

Primero fue el virus rabioso y tenaz como el interés de un crédito bancario, y luego las vacaciones de navidad o Navidad. La cosa es que el tedio me pilló con la guardia baja y me atontó (más) hasta ayer, tuve que disfrazarme de persona, salir a la calle con las neuronas activas (lo justo) y las máscaras prestas en los bolsillos interiores de la chaqueta de siempre y hoy el buen humor no me lo quita ni la tercera sinfonía de Górecki y hago inventario de nubes en el horizonte porque me dan igual y (casi) ni siquiera me asusta haber agotado las existencias disponibles en internet de pelis de zombis y escribo a los Reyes Magos, un poco tarde, lo sé, pero a ellos les da igual, como no existen pues van a la suya, igual que el dinero, Dios y todas las cosas importantes que pienso pedirles.

Y todo esto por haber empezado a trabajar…

Anuncios

3 Responses to Vergonzosa confesión

  1. blip says:

    la semana empezará con Blake de prota en las Crónicas PSN, y que sepas que voy a robar ideas de Con Pretensiones…

  2. Pingback: CRÓNICAS PSN – Tira cómica diaria friki » Archive » Crónica #670: CONFESIÓN VERGONZOSA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: