Navidades y Lindsay Lohan

Cuando el médico me dijo que tenía la gripe me llevé un chasco tremendo. Él trató de convencerme de que una gripe como Dios manda es un clásico que nunca pasa de moda, que va bien para cualquier ocasión. Pero la verdad es que yo estaba un poco harto de repetir cada año lo mismo, así que me informé y resulta que con los puntos que tenía acumulados y subiendo la fiebre durante un par de días a treinta y pico podía conseguir uno de estos virus bronquiales nuevos de última generación. Con las aplicaciones de siempre, es cierto (toses, mocos y estado febril), pero mucho más caro y cool. Y total, ya que se acercaban las navidades, pues me daba un capricho. Así que me pasé siete días tirado en casa, tomando pastillas, con dificultades para pensar y la temperatura corporal descontrolada… como Lindsay Loahn pero con barba.

Una ganga, vaya, y lo que podré fardar en el trabajo. Creo que voy a pedir un crédito personal para comprar por internet la nueva cepa de ébola, ya está de moda en San Franciso, y hay que anticiparse.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: