Vómito, gases y otras ideas brillantes

Llevo varios días enfermo. Al final tuve que ir al médico, yo estaba convencido de que mi caso era sencillo: mi estómago se había ido de vacaciones y había subcontratado algún legendario campo de batalla para que lo sustituyese (Verdún, tal vez, o Little big Horn por la cosa de acabar con el eurocentrismo), y supuse que el médico me recetaría lo normal: un detective de la seguridad social que buscase mi aparato digestivo donde fuera que se había ocultado.

El doctor ladeó la cabeza.

–No es un campo de batalla, los campos de batalla suelen alojarse en el cerebro, o los genitales…

–¿Entonces qué es lo que tengo?

–Me da a mí que es un fenómeno cuántico…

Los médicos siempre están igual, cuando no tienen ni idea de qué tienes dicen “fenómeno cuántico” y se quedan tan anchos.

Por lo visto (siempre según el doctor) es algo más habtitual de lo que parece: el cuerpo se encoge y las ideas dejan de caber en él, así que se desparraman desde el cráneo por las vísceras a borbotones, sin coherencia alguna… y terminan saliendo para no volver. O sea que esas arcadas a medianoche podrían haber sido la demostración de la conjetura de Goldbach… o esos gases podrían haber sido una novela cojonuda. Todo depende de las dimensiones que tenga el lenguaje, E=mc² comenzó tal vez en el escupitajo de un mendigo, y luego infectó como un bacilo a un funcionario que en el momento adecuado abrió un cuaderno de notas en lugar de ir al váter.

Cada vez me resulta más difícil discernir dónde acaba la oración y dónde empieza la mierda. Creo que voy a tumbarme otro rato

Anuncios

3 Responses to Vómito, gases y otras ideas brillantes

  1. Mariana says:

    Hóstia…
    excelente ! Es usted casi mejor bajo en influjo de no sé qué virus……….. ;o )
    Buen fin de semana a tod@ el/la que lea ésto….

  2. blaitheone says:

    No sé si con el virus mejoro o no… lo que sí puedo afirmar es que el maldito bicho me ha tenido cinco días a pan, agua y manzana, llevándose las escasas reservas de energía que almacenaba mi cuerpo. Arrastrarme ayer hasta el teclado fue un esfuerzo digno de Rocky Balboa… y hoy me voy a por el alta médica, sin fuerzas ni novela ni la conjetura de Goldbach demostrada, pero con el estómago de nuevo convertido en idea principal del sistema digestivo.

  3. Mariana says:

    ja,ja,ja,ja…..
    Bravo !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: