…por empezar…

Empiezo sin saber muy bien por dónde y tiro de tópicos: hablo de trabajo.

Estoy desaprovechando una fantástica mañana de viernes, una especie de ensayo general de la primavera que (por fin) se acerca. Y aquí estoy, intentando elaborar una guía de lectura del Calígula de Camus para mis alumnos de primero de bachillerato. Calígula ve un mundo lleno de nada, y siente un pánico atroz a formar parte de esa nada. Ese anhelo ciego y desesperado por ser algo, lo que sea, es lo que le impulsa a querer la luna, acostarse con su hermana o buscar amparo en la lógica erigida sobre premisas imposibles…

No debería ser muy difícil hacer ver esto a un grupo de adolescentes.

Que nadie vaya a pensar que estoy de un humor sombrío. Como he dicho, brilla el sol, las cosas no van mal y ando bastante bien de reservas anímicas. El asunto es que con la lectura del Calígula me he puesto a pensar en esa parte de la enseñanza que tiene que ver con el engaño y la traición. Para enseñar es necesario convencer al alumno de que se adentre en la penumbra y luego, dejarlo allí completamente solo. Sin guía, linterna ni mapa. Me pregunto si los profes de matemáticas se plantearán esto alguna vez…

Anuncios

11 Responses to …por empezar…

  1. blip says:

    bienvenido a la secta de los blogueros sexis!

  2. ptrc2 says:

    ¡Hola, compañero de profesión!

    Pues seguramente no se lo planteen los de matemáticas.

    Pero yo el día que en clase me demostraron que 1/9 era igual a 1 ( o algo así que no comprendí en absoluto) me sentí en medio de la nada y del absurdo.

    Menos mal que no me acosté con mi hermano, pobrecito mío.

    :DDDDDD

  3. Alfredo says:

    Felicidades!!!!…NO HAGAS PRISIONEROS!!!EL ENEMIGO NO NOS LO PERDONARIA.

  4. Livia says:

    Los buenos sí se lo plantean, sin importar la especialidad, los malos se limitan a partir de la base de que el alumno sin él siempre estará solo y en tinieblas por lo que deciden llevarlo de la mano, para que no se pierda.
    Es imposible que aprendan algo si no confías nunca en que sabrán salir de las tinieblas; tengo alumnos prácticamente analfabetos (no es una exageración) en 3º de la ESO que pasaron de no distinguir un sustantivo de un verbo a reírse leyendo El Lazarillo de Tormes
    El mejor profesor que he tenido en la vida era de matemáticas, el que daba las peores clases que he visto (compañero) de filosofía, pero el peor docente que he visto jamás (compañero también) enseñaba física…
    Pero no es un engaño, si el profesor es bueno están deseando entrar en la oscuridad por sí solos.

  5. Alós says:

    Bueno, deberías hacer piña con Pedro Cifuentes… Los profes, unidos, jamás serán vencidos…

    Un saludin, y bienhallado.
    Que emoción, es Blake… ¿llevará la sotana?

  6. jasev says:

    Por alusiones, aunque yo hace ya tiempo que no enseño matemáticas: lo que tú dices se llama “examen”. Los profesores de matemáticas enseñan orientación, rastreo y supervivencia, pero cuando llega el examen los sueltan en lo más profundo y oscuro del bosque y a ver quién sale con vida de allí.

  7. jasev says:

    @Ptcr2: Esa demostración es un clásico en las clases de matemáticas en secundaria, y resulta un ejemplo muy bueno de silogismo vicioso aplicado a las matemáticas; la demostración es más falsa que un euro de cartón. Se basa en dar un paso aparentemente lógico pero que viola las reglas, como por ejemplo (el más clásico) dividir por cero.

  8. blaitheone says:

    Andrés, yo sexi, siempre…

    ptrc2, el día que te enseñaron que 1/9 es igual a uno, te engañaron, pero ¿a quién le importa a qué es igual 1/9? En cuanto a lo otro… si te hubieses acostado con él y lo contaras por la tele, tendrías ya la vida solucionada.

    Alfredo, con tal de no obtener el perdón de mis enemigos soy capaz hasta de hacer prisioneros… pero yo no me lo perdonaría.

    Alós, el de la sotana es Pablo/Fray Yuste, a ver si voy a tener que examinarte de CPSN… 😀

  9. ai says:

    Espero que no sea uno de esos blogs que empiezan con mucha fuerza y luego se van quedando por el camino (como el mío…). ¡Ánimo! y bienvenido 😉

  10. ptrc2 says:

    jajajaja pues nada, queda demostrado que las matemáticas te dejan hundido en la nada igualmente.

    :DDDDDDD yo, por mi parte, lo superé y lo olvidé en cuanto pude cambiarlas por otras asignaturas :DDDD

    Sobre lo de mi hermano, mira que estamos mal de pelas, pero es que salgo fatal por la televisión ;D

  11. David says:

    Esto me lo sé yo bién Blai!

    Un alumno de esa clase de Primero de Bachillerato. David.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: